5 Claves del Live Shopping que aumentan la venta online en Retail

No existe un acuerdo universal sobre cual fue la primera tienda online, pero desde que en 1984, Jane Snowball, a sus 72 años, comprase margarina, huevos y Corn Flakes a un supermercado Tesco a través del Videotex, un sistema que creaba un listado básico de artículos a través del televisor, el exponencial crecimiento de la tecnología nos ha traído a un 2022, en donde se estiman más de 24 millones de tiendas online y más de 2.000 millones de compradores vía internet.

El comercio minorista online ha supuesto un sinfín de nuevas oportunidades para los consumidores y las marcas, si bien este nuevo canal ha aumentado la competencia y la necesidad para estas últimas, de diferenciarse y aportar valor al cliente.

Y a día de hoy, el #livecommerce#liveshopping se convierte en una de esas formas de ofrecer mayor valor a los consumidores. Al incorporar el Live Shopping, las marcas pueden impulsar su compromiso, mejorar la interactividad con su público objetivo, facilitar la detección de nuevos productos y aumentar la conversión.

Los clientes pueden acceder ahora, gracias al Live Shopping, a comprar productos en directo y resolver sus dudas al instante, como si se tratase de una experiencia de compra física. 

Jane Snowball realiza la primera compra online

Esto se traduce en decisiones de compra más rápidas, que a su vez se traducen en mayores ventas para las marcas.

Según el informe Reopening Insights Report, el 60% de los compradores confirmaron una mejor experiencia de compra gracias al Live Shopping.

Cinco razones para incorporar el Live Shopping en tu estrategia

El Live Shopping o Livestream Shopping es un evento en línea a través de cual los usuarios o clientes pueden ver demostraciones de productos, interactuar a través de un chat, lanzar preguntas a los presentadores o comerciales del producto, obtener información y, sobre todo, comprar o reservar productos durante la transmisión de video en tiempo real, a través de una experiencia inmersiva, sin abandonar el evento en directo. Al interactuar con los clientes y potenciales clientes, en tiempo real, a través de la transmisión en directo, las marcas humanizan la experiencia de compra virtual, convirtiéndola en algo mucho más parecido a una experiencia de compra física.

Además, cualquier marca de cualquier tamaño, sector o industria, puede beneficiarse de una estrategia de Live Commerce,  y realizar eventos de Live Shopping para sus productos o servicios.

Redefinición de la vinculación de los consumidores con la marca

La interactividad que permite el Live Shopping y que los espectadores, clientes y potenciales clientes puedan hacer preguntas, acceder a sesiones de prueba virtuales y demostraciones personalizadas, aumenta el engagement o vinculación con la marca, aumentando el momentum y la toma de decisión de compra en caliente. Esto redunda en un aumento significativo de la conversión, frente al e-commerce convencional.

 

Interacción con Millennials y GenZ

Los Millennials y GenZ son generaciones expertas en tecnología y se relacionan mejor con marcas que entretienen y forman en igual medida. Estas generaciones prefieren consumir contenido e información a través de vídeos, son muy influyentes y tienen el pulso de las tendencias. El Live Shopping supone un nuevo formato más atractivo para ellas e impulsa a las marcas a interactuar con Millennials y GenZ, aprovechando el poder de los vídeos cortos y la economía de los creadores (creator economy). Esto supone para las marcas llegar a un público más amplio y aumentar sus ventas.

Eliminación de limitaciones en el entorno digital actual

Una de las primeras preguntas que se hacen las marcas cuando se interesan por implementar una estrategia de Live Commerce es: “¿Cómo organizamos un evento de Live Shopping?“. 

Esta pregunta tiene implicaciones tecnológicas y metodológicas. Desde el punto de vista de la tecnología, existen diferentes plataformas y soluciones que se integran muy fácilmente en el e-commerce o aplicación móvil de la marca, permitiendo crear y compartir eventos de Live Shopping desde su web y entorno digital propio, sin depender de plataformas sociales de terceros como Facebook, Tik Tok o Instagram, lo que redunda en la conversión y aumento de las ventas. Desde The Jump hemos tejido una red de acuerdos con las principales plataformas tecnológicas mundiales de Live Shopping, con el objetivo de adecuar a cada caso la mejor solución y facilitar esta integración.

A nivel metodológico, la producción y ejecución de los eventos requiere de una metodología que garantice el éxito de cada Live Shopping. The Jump ha diseñado el Intelligent Live Commerce Journey para acompañar a las marcas en este proceso.

 

El efecto Post-Live Shopping

La experiencia de compra a través de un evento de Live Shopping no es solo algo propio del momento en que ocurre el directo, dado que el show permanece grabado en la web, y los datos avalan la efectividad de este contenido y su poder de seguir generando ventas del producto, ya que es posible seguir comprando desde el Live Shopping grabado. Además, el contenido se puede reutilizar para interactuar con los clientes y potenciales clientes, desde el e-commerce, a lo largo del proceso de compra, o incluso se puede utilizar para atraer tráfico desde las redes sociales y el resto del ecosistema digital.

Una nueva fuente de data

Los eventos de Live Shopping que una marca realiza desde su web, brindan acceso a una nueva amplia gama de datos, como métricas de participación, tendencias de visualización, puntos de contacto de compra, tasas de abandono, etc. Además, los Live Shopping permiten a las marcas obtener datos cuantitativos que son esenciales para analizar el rendimiento de la sesión y optimizar los contenidos y vídeos para la audiencia de la marca, aumentando las compras y reduciendo la tasa de abandono de carritos.
 

Mediaocean Market Research sugirió que el 80% de los especialistas en marketing piensan que el comercio de transmisión en vivo será una parte importante para compartir sus productos y servicios con los clientes en los próximos años.

El Live Shopping cambia para el retail

La implementación de una estrategia de Live Commerce de compras humaniza la relación digital con el cliente y reduce la fricción en las transacciones.

Las marcas pueden interactuar con los potenciales clientes y clientes, en tiempo real en su sitio web o aplicación móvil, y utilizar los datos propios para diseñar mejores experiencias de compra.

El Live Shopping combina el poder de la tecnología de vídeo y del e-commerce, para potenciar las conexiones humanas e impulsar las conversiones.

The Jump es el primer Hub de Live Commerce en Europa, y nuestra misión es hacer crecer el Live Shopping y ayudar a las marcas a sacarle el máximo partido.

Ponte en contacto con nosotros si quieres saber más y cómo puedes empezar en este apasionante mundo del Live Commerce.

Aquí puedes descargarte el Reopening Insights Report y el Mediaocean Market Research.

Leave a Comment

Your email address will not be published.